domingo, 14 de abril de 2013

Cap. 120°: "Prefiero creer que no"


Tumblr_mc64v8cwkp1qcz4s2o1_500_large

—Pero yo no quiero estar con Gianfranco —dije como una niña caprichosa y casi llorando. En pleno, berrinche.
—Pero no es que no quieras —me dijo Ximena—, no por ti va a dejar de venir.
—Pues, debería hacerlo porque luego se crea falsas ilusiones y estupideces.
—Pero tú tampoco le des bola —me dijo Alyssa.

Muchos “peros”.

—Pero si me habla tampoco puedo ignorarlo completamente.
—¿Ignorar a quién?

Preguntaron detrás de mí, poniéndome una mano helada en el hombro, haciéndome temblar. Realmente me asusté, pero más me asusté por quién era.

Alyssa comenzó a matar de la risa, yo realmente quería matarla a ella. Estaba completamente fría. Ximena sólo se limitó a sonreír un poco con cierta burla.

—A nadie —finalmente contestó Ximena.
—Oh bueno —dijo él un poco desconcertado por las expresiones en nuestros rostros.

Fue a saludarnos a una por una, con un beso en la mejilla, pero me saludó al final a mí.

—¿Cómo han estado? —nos preguntó.
—Bien —contestamos todas.

Ellos se pusieron a hablar de varias cosas y yo de vez en cuando decía una que otra cosa que Gianfranco me decía, pero a la que más le hablaba, era a mí. Ellas se dieron cuenta y de vez en cuando me dedicaban unas miradas que decían demasiado y me molestaba pues seguramente él se daría cuenta y después de lo de anoche, prefería que no se pusiera a pensar otras cosas.

—¿Quieren helados? —preguntó Gianfranco.
—¡Sí! —contestaron Alyssa y Ximena.
—¿Y tú ______(tu nombre)?
—No gracias, Gian —le contesté—, ya comí uno antes de venir.

Sólo lo llamé así porque había sido muy mala con él antes, pues yo no era de esas personas que le gustaba llamar a las personas por sus “apodos”, aunque sólo era acortarle el nombre, pero no me agradaba.

—Bueno, ¿entonces me acompañas a comprarlo? —me preguntó con una sonrisa enfrente de mis amigas.

Yo realmente me sentía incómoda, porque tampoco quería decirle “no” y ser tan espesa con él, pero básicamente no me daba más opción que decirle sí y mis amigas me miraban como diciéndome “¿qué esperas? ¡Dile de una buena vez que sí! ¿No te da pena?”.

—Ok, vamos… —dije.

Él sólo me sonrió y Alyssa y Ximena estaban haciendo mil caras para molestarme,            quería irme.

—No deberíamos de molestarla tanto —le dijo Ximena a Alyssa.
—Pues sí, pero mira cómo se pone… —se rió—, extrañaba verla así.

Ellas pensaron que no escuchaba, pero estábamos tan cerca que seguro hasta Gianfranco lo escuchó y seguramente ya se estaba haciendo miles de ideas en la cabeza. Yo lo conozco lo suficiente como para decir eso. Él tiene algo conmigo: se ilusiona al menos una vez cada año y me dices un montón de cosas, las cuales yo ignoro totalmente.

—¿Y cómo has estado? —me preguntó.
—Bien, tranquila —le dije y le sonreí.
—Ahhh —dijo un poco desanimado por la respuesta que le di e hizo una pausa—, ¿y cómo están las cosas en Atlanta?
—Bien —le respondí—, ahora está haciendo frío porque es invierno, pero está todo bien.
—¿Y el colegio?
—Bien, también, es fácil.
—¡Qué bueno! —me sonrió—. ¿Cómo está Veronica?
—Está bien —le dije— sigue igual que siempre, aunque tal vez un poquito más centrada.

Le dije eso último riendo. No sé, no quería ser tan seca con él, pero es que hay algunas personas con las que sencillamente soy así y no puedo hacer nada al respecto.

—¿Y tú como has estado?  —me animé a preguntarle.
—Bien también —me miró y me sonrió—, creo que ya te lo dije o no, pero las cosas no han sido lo mismo sin ti, haces falta. Se siente un vacío sin ti en el salón.

¿Ven? A eso me refería. Les doy mi vida que recién pensó eso cuando me vio ayer. Lo puedo asegurar, porque si no, ¿por qué jamás me hablo por Facebook o BBM? Yo que sé. Pudo haberlo hecho, pero no. Típico de él.

—Mmm… bueno sí, cuando alguien se va se siente un vacío —le dije—, pero pienso volver para cuando terminemos el colegio y así me voy de viaje con ustedes y el baile de promoción también.

Eso sería en dos años, pero lo haría. Yo quería eso y sé que si se lo pedía bien a mi mamá lo haría, finalmente creo que no sería cómodo terminar el colegio con personas que no conozco casi nada. Y bueno, ahí las cosas son un poco diferentes a lo que son acá.

—Pero contigo es diferente —dijo casi en un susurro—, aunque bueno —ahora comenzó a hablar en voz más alta— ahora que me dices eso, me siento mejor.

Por un momento comencé a pensar que realmente le había afectado que me haya ido, pero yo sé que él era un “pendejo”, que probablemente lo mismo que me decía a mí, se lo diría a muchas chicas más, y cuando no estaba ilusionado conmigo mi presencia le daba igual, hasta a veces me contestaba mal, así que obviamente no caigo desde hace mucho tiempo.

Sólo me limité a sonreír y me di cuenta que finalmente llegamos.

—Bueno, ¿cuál les llevamos? —me preguntó.
—Ammm… no sé. Elige tú.
—No, tú. Finalmente las conoces más.
—Bueno está bien.

Habíamos elegido los helados favoritos de Alyssa y Ximena. Gianfranco también eligió el suyo.

—¿En serio no vas a querer?
—Ya, está bien.

Finalmente me antojé por uno. Eran esos helados industriales, pero esta marca no existía en Estados Unidos y sencillamente me encantaba, eran por muchooo más ricos que los de allá y así llegara hecha una vaca allá, no me importaba, finalmente, también he extrañado la comida.

—Gracias —le dije sonriendo, al ver que él pagó todo.
—No tienes de qué —me sonrió también.

Bueno, debo de admitir que me gustaba su sonrisa, tampoco voy a decir que me volvía loca y moría por ella, pero sencillamente era agradable.

Mientras íbamos caminando hacia donde estaban Alyssa y Ximena me di cuenta que me observaba demasiado, yo sólo lo miraba cuando le contestaba, pero él no, hasta en esos momentos de “silencio incómodo”, él me seguía mirando.

—¿Dónde están? —dije al ver que ellas no estaban donde las habíamos dejado.
—Mmm… —comenzó a mirar alrededor—, creo que está en el mar.
—¿En el mar? —cuestioné un poco molesta.

En ese momento quería matarlas porque sólo querían que me fuera con él para hacerme esto, debí de pensarlo. Pero bueno, era de esperarse.

—Ya fue —le dije—, que mueran con sus helados.
—¡Ay! —comenzó a reírse— que inmadura sonaste.
—Lo siento, pero es que estoy molesta, porque con este calor todavía…

Me detuve en ese momento, pues estaba a punto de decir una tontería de la que luego me arrepentiría y haría sentir mal a Gianfranco.

—Todavía me hacen caminar todo eso —le dije para tratar de arreglarlo, aunque seguramente se dio cuenta, no creo que sea tan tonto.
—Bueno, sí, estaba haciendo más calor.
—¿En serio?
—Sí, ya no tanto.
—Pero recién ha comenzado el verano —dije.
—Oh bueno sí.

Seguramente se dio cuenta la idiotez que acababa de decir, pues me miraba desconcertado, pero yo tampoco dije nada más y me puse a comer mi helado.

Fin de la narración.

(En Atlanta)

Narra Justin:

—Y ya bueno, eso ocurrió —resumí triste.
—¿Y qué piensas hacer? —me preguntó Chaz.
—Realmente no lo sé, todo es la culpa de ustedes.

Me encontraba en la casa de Chaz con Ryan y como sus papás no estaban era mejor, aunque yo me sentía mal aún por la resaca. Les había contado todo lo que me había dicho ________(tu nombre) y lo que yo le había dicho.

—Bueno, también tienes que entender que debe estar molesta porque seguramente piensa que has hecho alguna idiotez como lo que ocurrió con Christian —me dijo Ryan—, es cuestión de tiempo.
—Pero yo no soy como Christian. Él es pequeño, inmaduro…
—Pero que haya besado a Paz no lo convierte en inmaduro —interrumpió Chaz—, pues —dijo mirando a Ryan.
—¿Me van a atacar? —preguntó él—   todavía que yo soy quién estoy diciendo las cosas más cuerdas acá.
—Pero no tendrías que estar diciendo todas estas cosas si jamás me hubieran dicho para ir a esa fiesta —les dije—, todo es culpa suya.
—Nosotros no te amenazamos con una pistola para que vayas —dijo Chaz.
—No, pero prácticamente me cargaron hasta la puerta.
—Bueno, tienes un punto a favor —agregó.
—Pero ¿qué preferías? ¿Quedarte todo aburrido lamentando de que se haya ido o divertirte? Porque a mí no me vas a decir que no la pasaste bien.
—Pero por pasarla bien mandé todo a la mierda.
—Qué raro que digas malas palabras —dijo Chaz—, para mí que la experiencia de anoche te cambió por completo.
—No digas idioteces —le dije molesto.
—Pero bueno, ¿quién te asegura que ella no ha hecho algo anoche?
—Porque dudo que vaya a hacer algo la primera noche que llega.
—¿Y si hicieron una fiesta? —agregó Chaz—, tú no sabes. Tú no has estado ahí.

Chaz abrió una nueva posibilidad en mi cabeza y me dio mucho que pensar, pero preferí no decir nada, pero sin embargo, me puse a pensar demasiadas cosas y varias posibilidades se abrieron en mi cabeza, pero preferí no creerlo porque si ella no me habló ayer seguro era porque estaba ocupada aunque no tendría porque hacerlo.

—No digas tonterías.
—¿Y quién te asegura que no?

Un teléfono sonó.

—Creo que te agradaría ver esto —dijo Ryan sonriente.
—¿A mí?
—Sí.
—… 

19 comentarios:

  1. SIIIII Fui la primera.!! :D Amo tu nove síguela, ya quiero saber que pasa.. :D Eres grandiosa escribiendo..!! :D

    ResponderEliminar
  2. Me encantaa:) ¿Cuando TN y Justin van a volver a verse? Siguela pronto, un beso <3

    ResponderEliminar
  3. -Me gusta, me encanta, si puedes ver mi blog
    Besos desde:
    http://loqueenunminutopodriacambiar1d.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Siguelaa porfavor, me re encantaa :) Esta muy buena

    ResponderEliminar
  5. Jummm quien sera?jajaja muy buena, siguela ya porfavor:)

    ResponderEliminar
  6. SIGUELAAAAAAAA NO ME DEJES CON LAS GANAAAAAAAAAS!

    ResponderEliminar
  7. de 10000 como siempre esta increible

    ResponderEliminar
  8. Amo tu nove enserio la amo.
    m. Oie Vale creo que estan plageando tu novela encontre esta pagina http://novelasdejustinythu.blogspot.mx/2013/01/cap2-atlanta.html solo lleva 2 capitulos pero cuando la comenze a leer rapido pense en tu nove enrealidad se paresen demasiado solo que le cambio un par de cosa.
    Bye Vale Cuidate Besos desde Mexico y checa lo de la nove.
    Atte: Fernanda:*

    ResponderEliminar
  9. «Un teléfono sonó.

    —Creo que te agradaría ver esto —dijo Ryan sonriente.»
    MierDAAAAA NO. CHAU. ME MATO. NO PUEDO. THE PAIN. OMG. boludaaaa quÉEEE¿¿¿¿?¿
    O sea, u ok. ya cagué.
    ¿¡cómo te atreves!?
    no puedo, chau.

    ResponderEliminar
  10. AMOP ESTA NOVELA LA AMO <3

    ResponderEliminar
  11. .______. sigue maldita sea akshdajksdh

    ResponderEliminar
  12. Siguela!!!!!!!! PORFAVOOOOOOR! Me estas volviendo locaaa!! JAJENAKNDJWMAKDNIEKAMSKOWMSLBFHR!!!

    ResponderEliminar
  13. "Un teléfono sonó

    -Creo que te agradaría ver esto -dijo Ryan sonriente."
    OMFG!!! mujer como la puedes dejar alli, osea CHICA acabas de matarme virtualmente mala persona nooooooooooo, YA NO PUEDO, TIENES QUE SUBIR PERO ES YA, PORQUE SINO QUEDARA EN TU CONCIENCIA POR EL RESTO DE TUS DIAS. jajajajajajajajajajajajajajajaja okya. siguela PRONTOOOOO O ELMO TE VIOLARA!!!

    XOXO A$

    ResponderEliminar
  14. LA ADORO A LA NOVELA!!!! SOS UNA GENIA, SIGUELA SIGUELA!!

    ResponderEliminar
  15. Holaaaaaa me encanta tu nove sos una capa!! hace maraton!! si....?? porfaa bueno besooo

    ResponderEliminar
  16. porfavor visitar mi blog ---> http://tudestinolocreastu.blogspot.com.es/
    PD: SIGUELAAAAAAA, ME ENCANTA ESTA NOVELA!!! OMG ❤ _ ❤

    ResponderEliminar
  17. me ha encantado, síguela pronto, y si te puedes pasar por mi blog por favor http://thisisafuckingparadise.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar