sábado, 25 de mayo de 2013

Cap. 123:° "Me encanta besar"

Large

Cualquiera que pasara enfrente de nosotros, pensarían que estamos haciendo otra cosa, pues estábamos riéndonos como locos, pero llegó un punto en el que llegó a estar encima de mí mirándome a los ojos, los segundos parecían horas y me pareció un poco tonto, pues eran como esas películas románticas, y sí, yo estaba sonriendo, pero también estaba pensando en empujarlo ahora que estaba un poco distraído.

Aunque entre toda la bulla, igual podía escuchar lo que ocurría afuera, hasta que escuché el sonido de una cámara.

—¡Sal! —le grité una vez más y como él estaba observándome, aproveché y lo empujé.

Él estaba lejos de mí y aproveché para pararme y limpiarme toda la arena, un poco avergonzada pues habían demasiadas personas ahí cerca que habían visto todo, así que sonrojarme no era una opción, era lo que estaba ocurriendo y todos observando.

Seguía haciéndolo, pero yo estaba cabizbaja, no quería levantar la cabeza, pero miré un momento a Alex para ver si le había hecho algo. En esas situaciones, no sé medirme muy bien, pero como se estaba riendo, supuse que todo estaba bien.

—¡Qué fuerza! —exclamó en un tono burlón.
—¿Te estás burlando de mí?
—No, ¿cómo crees?  —me preguntó.
—¿O quieres que lo haga otra vez? —le sonreí desafiante, mientras terminaba de sacar lo último de arena que había en mi ropa.
—¿Entonces tendría que tirarme otra vez encima de ti? —me dijo— ¿es lo que quieres, no?

Me puse nerviosa porque ya no estaba acostumbrada a este tipo de cosas. Quiero decir, las personas acá son muy diferentes a los de Atlanta. Acá son más cálidos conmigo, supongo que porque los conozco de toda la vida y allá unos cuantos meses, pero es parte de la personalidad de cada uno también.

Sólo atiné a reírme. Definitivamente no era el mejor amigo que había dejado, estaba más “vivo” por así decirlo, aunque siempre fue muy atento y chistoso, ahora me está tratando como si fuera una de sus “amiguitas” y no lo digo por celos, sino porque me molesta que me hable de esa manera.

—Estás loco.
—¿Por ti?

Cuando dijo eso, sonó tan Ryan Butler. Definitivamente hablaba como él, de la misma manera, queriéndose hacer el interesante, pero lamentablemente o mejor dicho, para desgracia de él, yo odiaba eso.

Volteé los ojos como si no hubiera escuchado nada.

—Me malograste toda la ropa, ¡estoy llena de arena! —reclamé.
—Pero, entonces ven.

Mientras me sacudía un poco más, él se acercó y me tomó de las piernas, de manera que me cargó y yo estaba con la cabeza abajo y no podía hacer nada.

—¡Suéltame! —grité— ¡o te muerdo!
—¿Por qué? —me preguntó— si dices que tu ropa está llena de arena, entonces vamos y te acompaño a tu casa.
—¡No!

En ese momento me arrepentí de haberme quejado, aunque yo sabía que lo que estaba haciendo era sólo por fastidiarme, pero realmente lo lograba y por la forma en la que me estaba cargando, me hacía sentir doler porque estaba en una posición incómoda y yo no pensaba soplarme tremendo viaje hasta mi casa en esta posición.

Lo que más me fastidiaba ahora, era estar tan sonrojada porque no quería que él se dé cuenta de eso, aunque dudo que se haya dado cuenta, pues yo estaba en su espalda.

Comencé a agitar mis piernas como si lograra patearlo, como una manera de lograr que me dejara salir, pero sabía que haga lo que haga, él era más fuerte que yo y así tuviera la oportunidad, tampoco me dejaría en paz.

Fin de la narración.

(En Atlanta)

Narra Justin:

Bueno, con todas las cosas que le estaba diciendo ________(tu nombre) a Ryan creo que era más que obvio que yo estaba muerto para ella, o sencillamente no me daba importancia alguna.

—La verdad es que no sé si mostrártelo, pero creo que es lo mejor —me dijo observándome.
—A ver…

Me acerqué hacia el celular de Ryan y me mostró una foto, era __________(tu nombre) con un chico, en una posición como si fueran a darse un beso, pero boca abajo, echados… sencillamente sentí como si me hubieran roto el corazón.

—“El burro hablando de orejas” —le dije.
—¿Por qué dices eso? —dijo riéndose un poco.
—Porque ella me recriminó a mí por casi “besar” a una chica cuando yo estaba completamente ebrio, pero ella en sus 5 sentidos, totalmente sobria, hace eso con un chico.
—No le tomes importancia —me dijo Chaz.
—Sí, tienes razón. Finalmente, ¿qué va a pasar? Es sólo una chica más —agregó Ryan.

“Es sólo una chica más”, me encantaría que eso fuera verídico totalmente, porque literalmente lo es, pero no. Ella no es una chica más, ella es mucho más que eso, es la chica que logró enamorarme por su forma de ser porque no era falsa, no aparentaba nada, sólo era ella y eso casi ya no lo veo en ninguna chica, así que me sorprendió, pero no sólo eso, sino demasiadas cosas que si me pusiera a enumerarlas, pasaría días y días y probablemente terminaría escribiendo un libro y jamás terminaría. Pero en resumen, definitivamente no eran una chica más, “una chica más” no lograría todas estas cosas en mí, sin si quiera pensar en la idea de mandarla al diablo.

—Que se joda —dije.

Yo no era de hablar así ni de expresarme así de ninguna mujer, pero sencillamente me llegó a lo más alto de mi ser.

—Me sorprendes… —dijo Ryan.
—Que se joda, yo no estoy para aguantar idioteces de una niña.

Definitivamente la furia me comía por completo.

—¡Bieeen! —exclamaron los dos.

No habían pasado ni dos días desde que se había ido y nos habíamos dicho tantas cosas, pero parece que el tiempo con ella o al menos los días, estaban contados. Sólo habían pasado 2. Me sentía como un niño que terminaba con su “novia” a las dos horas. Aunque ella jamás fue mi novia, y no fueron dos horas, sólo dos días —gran diferencia— y yo no era el niño ahora. Me sentía un poco estúpido.

—Oigan chicos, tengo que irme —les dije.
—No fastidies, te vas a quedar hoy con nosotros.
—Pero tengo que estar con mi mamá para ver lo de los vídeos y algunas entrevistas.
—Estás en tus días libres —me hicieron recordar ellos.
—Sí, pero el trabajo jamás acaba.
—Sólo quieres irte porque te sientes como mierda —dijo Ryan.
—No eres muy bueno mintiendo —agregó Chaz para “delatarme” más.
—No estoy mintiendo —dije.

Estaba un poco seco. Estaba enojado, no tenía ganas de nada, es una reacción normal y aunque ellos lo entendían a la perfección, no querían dejarme ni un minuto en paz, no querían que me vaya, sólo querían que esté con ellos, pero no eran capaces de entender.

—Admítelo de una vez, _________(tu nombre) te está haciendo sentir como mierda —me dijo Ryan.
—No es eso —dije.
—¿Entonces qué es? —preguntó Chaz.
—Es que yo creí que ella era diferente.
—Todas las chicas son iguales —la típica frase de Ryan.
—Ahora me doy cuenta —dije.

Yo no quería pensar que ella era igual a todas las chicas que había, porque yo de antemano sabía que ella era muy distinta al resto. Ella no era como todas las chicas, era distinta y era especial, pero tenía 14 años y estaba esperando demasiado de alguien que no tenía ni la más mínima idea de qué era enamorarse, de que era amar, de una niña, aunque no me jacto de ser muy grande, ni quiero decir que ella sea muy pequeña pues es cuestión de unos 3 años, también había la gran diferencia en la que ella no quería sentir nada por nadie o al menos sufrir y eso se notaba a kilómetros, aunque ella no fuera a admitirlo.

—¿Entonces? Estás admitiendo que te quieres ir porque te dejó como mierda —dijo Ryan.
—Deja de decir mierda en cada oración —le hice notar.
—Pero es la única palabra que se me ocurre decir para expresar toda esta situación —me contestó—, y no digas que no te sientes así porque sencillamente estarías mintiendo.
—Bueno, me siento como una mierda y quiero estar solo.
—Pero la soledad no ayuda en nada —intervino Chaz—, mejor quédate con nosotros que somos tus amigos. No pierdes nada, al contrario, ganas.

Bueno, ¿cómo decirles que “no”? Si lo único que querían era estar ahí, para mí, cuando sabían que los necesitaba en serio, pero uno a veces sólo quiere estar solo y olvidarse de todo.

Fin de la narración.

(En ________(tu país))

Narras tú:

—¡Déjame! —repetí por enésima vez mientras él caminaba conmigo.
—Si me das un beso…
—Sonaste a Gianfranco —le dije.
—¿Qué? ¿Él también te pidió un beso? —me preguntó riendo, pero un poco celoso.
—No, sino que tú sabes cómo es él.
—¿Cómo es él? —me preguntó— ¿pide besos?
—Ya dije que no.
—¿Entonces?
—No te pienso dar un beso —le dije— ni a ti, ni a nadie.

La verdad es que yo no pensaba seguir hablando sobre esto con él. Él era mi mejor amigo, lo conozco de toda la vida y viene a decirme estas tonterías. No entiendo, sencillamente, parece que en mi ausencia ocurrieron varias cosas que desatan ahora que mi presencia está otra vez aquí.

—¿Por qué?
—Porque no quiero, ¿qué tienes?
—Aaaah verdad —dijo él— que tú todavía no das tu primer beso.
—Pffffff —dije—, sí. No he dado mi primer beso.



—¡Qué bueno que lo admitas! —exclamó— ¿pero no crees que sería mejor que lo des antes de cumplir 15 años?
—No.

Yo en ese momento pensé que se estaba haciendo el idiota conmigo.

—Bueno, ¿y entonces con quién sería tu primer beso? —me preguntó.
—No sé, pero contigo no —le dije.

Yo sé que no podía ver su rostro, porque aún me tenía cargada, pero me imaginaba la expresión que tenía en la cara. Esa cara de decepción única.

—Bien que mueres por un beso mío.

Me dijo eso y después, me agarró de la cintura y me colocó en el piso, finalmente.

—¡Al fin! —exclamé victoriosa porque finalmente tocaba el piso.
—¿Por qué cantas victoria? —me preguntó.

Y de pronto, sentí que su mano me jalaba hacia él. Agarraba mi cintura con sus dos manos, una de cada lado y me miraba. Lo sentía tan cerca que podía sentir su aliento. Era obvio que quería besarme, no soy estúpida, pero yo no puedo besarlo, o por lo menos no ahora porque aunque odie admitirlo yo quiero a Justin, sencillamente no puedo, porque realmente me gusta y ¡acabo de decir que lo quiero! Y eso me hace sentir aún más estúpida.

—¿Qué sucede? —le pregunté a Alex un poco nerviosa.
—Nada, ¿qué podría suceder? —dicho esto, esbozó una sonrisa permitiéndome ver sus hermosos dientes blancos. Siempre me encantaron.
—No sé, porque estamos en esta posición un poco incómoda —tuve que admitirlo.

Estaba nerviosa. Completamente nerviosa. En ese momento, era un manojo de nervios, ni siquiera quería mirarlo a los ojos, pero si no lo hiciera le daría paso para que se dé cuenta y realmente no quería eso.

¿Les cuento algo? O bueno, más que contar es admitir. Me encantan los besos, me encanta besar, me encanta que me besen. Desde que lo comencé a hacer, sencillamente me encantó. De todos los chicos con los que me he dado un beso, él que mejor besa es Justin, aunque con Chaz a las justas rozamos los labios. No fue un “beso” como debería, si es que me dejo entender. Pero definitivamente Justin besaba mejor que Christian y a estas alturas de mi vida, realmente quería besar a más personas para poder comparar sus besos, para ver quién me besaba mejor, pero había algo dentro mío que me impidía aunque sea pensar en un beso que no fuera de alguien que no sea de Justin. En estos momentos lo odiaba y no quería saber nada de él, pero me moría por sus besos, pero también quería otros besos, aunque por el momento no podía sacármelo de la cabeza, y de algo tan sencillo he terminado haciendo un laberinto de palabras.

—¿Te incomoda? —dijo casi en un susurro, mientras bajaba un poco más su mano.
—Mmm… un poco —le dije.
—¿Sólo un poco?

No sé qué le sucedía en ese momento, pero me encantaba en la forma en la que me estaba hablando y como quería tomar control de la situación. Me encantaba cuando un hombre hacía eso porque hacen que me gusten más, pero sólo en estas situaciones: en los besos, o cosas así, no digo más porque hasta el momento no he pasado a más con algún chico y no tengo ganas de hacerlo.

—Sí me incomoda.
—¿Pero en serio no quieres que te dé tu primer beso? —insistió con el tema.
—Obviamente no serías mi primer beso —le dije.
—¿Entonces? ¿Cuál? —me preguntó en un susurro.
—No sé. No recuerdo, pero definitivamente no el primero.

Obviamente recordaba, sólo eran 3 personas. Nada más.

—Mmm… ¿así?


Se acercó cada vez más y más a mí hasta estar a milímetros de distancia, pero yo me sentía paralizada y no entendía porque no podía hacer nada. 

19 comentarios:

  1. ¡La primera en comentar! *-*
    Está genial,espero que sigas así con tus capítulos,están genial.
    Y sube cuando puedas,no tengas prisa,nosotras esperaremos :)
    Siguienteee :D

    P.D:Soy Casandra Gonzalez,me cambié el nombre y la foto ^^

    ResponderEliminar
  2. Hoola:) Me ha encantado, pero no quiero que (tn) le haga eso a Justin.. Quiero que lo arreglen y que todo sea como antes de que se fuera, quiero que se vuelvan a ver

    ResponderEliminar
  3. oh fuck me encanto el capitulo , ryan y chaz son malos dejan a rayis mal para que justin la odie , pero yo se que justin la ama y ella a el , alex se aprovecha ya que tiene mas fuerza pero bueno , SIGUELAAAAAA !!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta siguela ��

    ResponderEliminar
  5. Hola, amo tu novela. ¿Te pasas por la mía? {http://justinbiebernyou.blogspot.com}

    ResponderEliminar
  6. hola, me encanta tu novela, yo tengo una pero de abrham mateo, te la dejo aki:

    http://habrhamersnovelas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. aaaaaaaaaaa lo adoro!! la verdad que tenes que llevar esta novela a alguna editorial, sos asombrosa lo juro, me encanta!!

    ResponderEliminar
  8. Hola amo tu novela la em peze aleer hace una semana y me encanta tienes que seguirla por leerla casi repruebo los examenes :)

    ResponderEliminar
  9. oh my Bieber!!! haz mas capitulos!!! y sigueala es una de las mejores k e leido y eso k yo e leido un mooonntooon!!! de novelas siguelas y tienes suerte detesto comentar en las novelas pero esta vez te luciste....

    ResponderEliminar
  10. Wow, wow, wow, wow, definitivamente estoy a punto de explotar.
    Ah la mierda, lo que empezó a decir Justin; oh y como joden la vida Chaz y Ryan, o sea, ¡NO!
    Pero ____ tampoco se queda atrás.
    Retomando a Justin, ¡oh por dios! no puedo creer que me logre meter tanto en una novela, juro que estaba sufriendo cuando leí sus "pensamientos", y demasiado diría yo,
    Bueno, ¿qué más? ¿que tú y tu novela son lo más? sí, definitivamente eso.(◡‿◡✿)
    ¡Síguela pronto!, que me dejas con la angustia de que mierda va a pasar.

    ResponderEliminar
  11. ahh tension total que pasara nooooo que no lo bese solo quiero que vuelva a ver a justin que se acaben las vacaciones
    esta super
    by:swag

    ResponderEliminar
  12. Amo tu novelaaaaaaaaaaa *-*..... no nos puedes dejar con la dudaaa siguelaa porfavorrrr

    ResponderEliminar
  13. Siguela pliss tu novela vale la pena bueno siguela cuando puedas hermosa

    ResponderEliminar
  14. Valeeee! Que amo tu novela. Es perfecta, en serio. La tienes que seguir PRONTO que si no muero (?) okey no. Pero en serio, siempre me dejas con la intriga de muuuuuchas cosa. Publica pronto por favor :))) de paso ¿pueden leer las que puedan mi novela? por favor la voy empezando les dejo el link http://iwillstayforeverandalways.blogspot.mx/
    En fin Vale, un beso <3

    ResponderEliminar
  15. No le puede haceer eso a Justin): que se acaben ya las vacaciones y se vean, y que Chaz y Ryan dejen de meter mierda

    ResponderEliminar
  16. olaaaaaaa, me ENCANTA tu novee valee!!!!!!! estoy loquita por Justin!!!!!!!!!!! y escribes de una manera que me encanta <3 tengo muchas ganas de otro capituloooo y me lo podrias dedicar????' me llamo paula, pero puedes poner pauli si kieres ;) gracias, te amo, eres la mejor, tendrias que escribir novelas en libros, muchas gracias por escribir y el sacrificio que haces, te adoramoooos!!!!!

    ResponderEliminar
  17. OMB *_* esta geniaaaaaaal ! Jejejjee quee taal ? :) espero que te lo estes pasando muuy bieeen ! Te lo mereces :3 Subeee mas capituloos cuando puedas vale ? :D besoooos .

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la amo me la leí toda hasta acá en 2 semanas es la mejor espero el próximo capitulo !!!!

    ResponderEliminar